Protagonistas del debate

 

Agustín Contreras Stein.

 

EL FORMATO del mal llamado debate presidencial, estuvo tan mal como el propio desarrollo del evento político. Las autoridades electorales, no han encontrado, hasta este momento, la forma más idónea de presentar a los contendientes de un proceso electoral, menos ahora, que se considera, por todos los mexicanos, como la participación política más importante de los nuevos tiempos. La presencia de los presidenciables, sigue siendo una especie de comparecencia, pero de ninguna manera, un debate, donde debe persistir la confrontación, el desacuerdo y la controversia. Por eso, ya no hay tanto interés entre los ciudadanos para escuchar lo que, de hecho, ya se escucha todos los días a través de los medios de comunicación, hablando de spots y de promocionales políticos. el tercer debate, supuestamente esperado por mucha gente, sobre todo, la que pertenece a la clase política mexicana, debido a que los resultados del mismo, supuestamente indicarían un paso preciso en el movimiento del tablero político con relación a las preferencias electorales, fue, prácticamente, una decepción generalizada.

 

No hubo, ni siquiera, una pizca de una verdadera confrontación política donde además de exponer nuevamente las propuestas que han venido repitiendo desde hace tiempo, se dieran también, una controversia o desacuerdo sobre los temas que más se tienen pendientes y que requieren solución, porque de esa manera, los ciudadanos se darían cuenta quién de los cuatro candidatos tiene la mejor capacidad, conocimiento y experiencia para llevar adelante los proyectos del México moderno. Fue un verdadero fiasco para todos, pues de nada sirvió este tercer encuentro de aspirantes a la Presidencia de la República, porque, sencillamente, no se obtuvo más de lo que ya se conocía por la realización de los debates anteriores.

 

Pero eso sí, los protagonistas del supuesto debate, no fueron los presidenciables, sino los que se encargaron de servir como moderadores, quienes se llevaron la mayor parte del tiempo, necesario, desde luego, para que los aspirantes a la Presidencia de la República, tuvieran más oportunidad de explicar, con mayor amplitud, sus acciones en relación al gobierno que piensan ejercer si es que el voto les favorece. Sí, no hay duda, de que el protagonismo se dio nuevamente y con mayor cobertura, pero de parte de los supuestos moderadores que se convirtieron , realmente, en realizadores de una conferencia de prensa, pero no dieron la oportunidad, a ninguno de los aspirantes, de que debatieran entre ellos sobre los temas expuestos. Sí usted, amigo lector, estuvo pendiente del debate, tal vez, como a la mayoría de los mexicanos, les sucedió, se aburrió con las preguntas de los moderadores, que antes de interrogar dieron cátedra de los problemas que se debatían.

 

No se vale, pues los mexicanos, fueron engañados nuevamente y lo peor de todo es que el evento realizado en la ciudad de Mérida, fue organizado por las autoridades electorales, con la participación, eso sí, de instituciones educativas, como la Universidad Veracruzana, que según se supo, fue parte de la estructura organizacional del evento político. Lástima, le dirían a Margarito, pero esta vez, tampoco se dio al electorado nacional, nada nuevo y sí una gran decepción, porque ahora más que nunca, la pobreza de la participación política, se evidenció como un fracaso más del proceso electoral que más ha llamado la atención en los últimos tiempos. México, va en retroceso, porque si Meade, no llega a la Presidencia de la República, que es el candidato que mas o menos tiene idea de lo que significa gobernar a un país como México, el resto, de plano optará por el autoritarismo, que sustituya, realmente, a la capacidad de los gobernantes para lograr hacer algo en el avance de este país.

 

A estas alturas del proceso electoral, ya nada se puede hacer y solamente se espera que las elecciones se lleven a cabo con tranquilidad, sabiendo de antemano que no habrá, para los próximos seis años, un gobierno de verdad, una administración adecuada y un avance, en todos los sentidos, para este maltratado país que no ha logrado tener, en las décadas recientes, a los gobernantes adecuados que gobiernen con honestidad, transparencia, trabajo, decisión, plena voluntad política y despojados de la soberbia que normalmente envuelve a un gobernante de la talla presidencial.

 

El tercer debate, el tercer encuentro político, la tercera conferencia de prensa, o sencillamente, como usted le quiera llamar, ya se llevó a cabo y lo mejor de todo esto, es como ya lo dice mucha gente, es decir, de que fue el último, pues tanto dinero tirado a la basura, es un acto irracional de las autoridades electorales que no han logrado acercarse, para nada, a los principios democráticos que el país busca siempre en cualquier elección de esta naturaleza.

 

¡Que vengan las elecciones¡, que para ello, ya están preparados los ciudadanos, aunque no sea así, para los propios participantes que no sabe, como dijo el Presidente Peña Nieto, en otras palabras, a lo que le tiran, cuando se refiere que llegar a los Pinos, no es cualquier cosa, es una enorme responsabilidad.

 

————————

 

LO QUE SI SE DEDUCE del tercer debate, llevado a cabo el martes, en la ciudad de Mérida, Yucatán, es que si gana las elecciones, Ricardo Anaya Cortés, el país se encontrará también con seis años de persecuciones y venganzas, pues el mismo candidato panista, ha dicho que de llegar a la Presidencia de la República, llevará a la cárcel al próximo Ex presidente Enrique Peña Nieto, así como a todos los Ex funcionarios, para entonces, que tengan relación con alguna participación en hecho de corrupción, incluyendo, desde luego, al mismo candidato presidencial del PRI, José Antonio Meade Kuribreña. La amenaza la expresó públicamente, durante la realización de este encuentro político, el candidato Anaya, quien se siente dolido por las acusaciones que se han venido formulando en su contra y que significan el inicio de un procedimiento penal por haber incurrido en actos de lavado de dinero de acuerdo con la denuncia presentada, incluso, por propios militantes de su partido, pero que, de alguna manera, relaciona con la mano presidencial, en este caso.

 

Así es que, de lograr llegar a la Presidencia de la República, Anaya, estaría dispuesto a perseguir a sus enemigos políticos hasta no verlos en prisión y eso significa para el país, un convulsionado sexenio, que sino será una guerra interna como la iniciada por Felipe Calderón Hinojosa, en contra del crimen organizado, si detendrá, prácticamente, el devenir de un país en crecimiento.

 

México, ya esta condenado a sufrir una de las peores consecuencias políticas en el caso de que Anaya, o del mismo Andrés Manuel López Obrador, que de llegar al gobierno, encenderán la mecha de una verdadera explosión política y de una convulsión social que no terminará en muchos años, dejando que de verdad, se suelte al tigre por todo el territorio nacional.

 

———————–

 

Y EN VERACRUZ, LAS COSAS no están mejor que a nivel nacional. En esta entidad, puede resultar que suceda lo mismo que en el gobierno federal, porque no se ve, salvo que gane Pepe Yunes, la gubernatura del Estado, una mejor posibilidad de lograr el desarrollo del propio Estado de Veracruz.

 

Ya se ha dicho que Pepe, ha logrado en poco tiempo, emparejarse con los demás contendientes, que de acuerdo a las famosas encuestas, lo mantenían en el tercer lugar de las preferencias electorales, dando un verdadero revés para quienes pensaban de esta manera, pues ya a quince días, prácticamente, de las elecciones gubernamentales, hay números que indican una leve superación en la confianza popular, del ya famoso político de Perote.

 

Gracias a su plena voluntad de ayudar a los demás, como lo ha demostrado siempre, la ciudadanía ha estado fijándose en su quehacer político y se ha dado cuenta que no hay mejor candidato que pueda con esta entidad, que no sea precisamente Pepe Yunes.

 

Eso ya quedó demostrado a través del tiempo y como consecuencia de este trabajo y permanente atención de todos los veracruzanos, ya existe la posibilidad del verdadero triunfo electoral.

 

————————

 

Y MAÑANA, aquí nos encontraremos, si otra cosa no sucede.

 

NUESTRO CORREO: [email protected]

 

 

 

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *