Parque Juárez

 

Veracruz, de la fregada

Mónica Camarena Crespo

 

 

Los números que trae el estado de Veracruz deben ser tomados en cuenta sin duda; desde diferentes mediciones, con métodos variados, pero al final son estadísticas que dicen mucho de lo que estamos viviendo.

Apenas el día de ayer, la presidenta de Alto al Secuestro, Isabel Miranda de Wallace dio a conocer que Veracruz, Tabasco y Zacatecas son las entidades con mayor número de secuestros por cada 100 mil habitantes.

Veracruz de hecho, fue el estado que registro más, con 135 tan solo en el mes de octubre, seguido del Estado de México con 19 y Tamaulipas con 11.

Pero en abril de este año, el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública reportaba ya, él incrementó casi tres veces del delito de homicidio doloso; la misma dependencia también informo que en el primeros 8 meses del 2017, Veracruz se mantenía como la segunda entidad en el país en registrar casos de personas desaparecidas y no localizadas.

Pero las cosas no paran ahí, en julio de este año, la investigadora de la Universidad Veracruzana, Estela Casados alertaba que las cifras de feminicidios en el estado de Veracruz se agravan; dijo que tan solo en los primeros 6 meses del 2017, se contabilizaron 31 homicidios de mujeres en la entidad veracruzana, de los cuales 20 podrían catalogarse como feminicidios.

Respecto a este penoso tema, cabe recordar que en agosto pasado, el Comité para la Eliminación de la Discriminación Contra la Mujer dependiente de la ONU, exigio al gobierno de México reabrir el expediente del feminicidio de Pilar Argüello Trujillo de Coscomatepec, tomando en cuenta que el hombre que confesó haber cometido el crimen había sido liberado.

En otros rubros, menos dolorosos, pero de gran importancia y trascendencia, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, informó que al segundo trimestre del año, nueve entidades registraron un nivel de endeudamiento con observación (color amarillo) de acuerdo al semaforo de alertas de los estados.

Esto quiere decir en forma sencilla, que se alerta de endeudamiento en las siguientes entidades: Veracruz, Coahuila, Chihuahua, Michoacan, Morelos, Nuevo León, Oaxaca, Quintana Roo y Sonora.

Sin el ánimo de seguir detallando pura mala noticia, es importante destacar que en Veracruz a partir de último mes del 2016 cuando arrancó la actual administración se ha venido registrando lo que se puede catalogar ya, como el más demoledor despido masivo de empleados estatales.

Las cifras varían, tal vez, como en los terremotos nunca logremos tener un número exacto, pero cuentas nada alegres hablan de más de 6 mil trabajadores que fueron separados sin justificación clara.

Por ello, la cantidad de laudos laborales se incrementó en otros miles más, sumándose a los que dejó el que esta de huésped en el reclusorio norte, lo que ubica a Veracruz, como una de las entidades con mayor deuda por laudos laborales en el país.

Ágora

Con los espectaculares en honor al huesped del reclusorio norte y su lejana esposa, podría haberse afectado el debido proceso; los abogados de los “ex” están de fiesta.

 

 

 

 

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *