Línea Política

Agustín Contreras Stein.

                                         ¿Y EL GASOLINAZO?

CARAY, ES POSIBLE que no le falte razón a una buena parte del pueblo mexicano, cuando afirma que los saqueos y desmanes generados por el gasolinazo, fueron una especie de distracción operada por el propio gobierno, cuando menos en las dos principales esferas del poder, para desviar la atención de la gente que ya estaba amenazando con desbordar sus protestas, al grado de que, en determinado momento, podrían hacer retroceder al gobierno federal de la implementación de estas medidas aplicadas a los combustibles.

No se espantó el gobierno, claro que no, simplemente, puso, al parecer, en operación sus propias estrategias de distracción para evitar que la inconformidad creciera a tal grado de poner, incluso, en grave riesgo, la propia gobernabilidad del país y los estados.

De ahí que poco a poco se han ido calmando las manifestaciones de repudio a un incremento de combustibles que genera, desde luego, el alza de todos los productos en todo lo largo y ancho del país, por lo que en varios estados, donde las protestas se hicieron más peligrosas, se sugirió seguir las instrucciones a fin de que todo se llevara a cabo como estaba planeado.

En Veracruz, incluso, se fue más lejos, pues era el momento de demostrar que se tiene al sartén por el mango, tratando de resolver una situación provocada expresamente para hacer olvidar el serio problema de los incrementos, tanto que hasta el mismo Gobernador del Estado, en una situación inédita, se puso al frente de la policía para convencer a las turbas de que debían retirarse y evitar mayores consecuencias, pues fue necesario para cumplir con este encargo, el ofrecimiento de vales por quinientos pesos que el mismo gobernante puso a la disposición de los saqueadores.

Todos nos preguntamos, con qué razón, se premiaba a los que generaron el desorden, cuando hay miles de familias pobres, en extrema pobreza, que hubieran querido recibir esos quinientos pesos para poder vivir hasta un mes, comiendo de la manera más pobre que se haya visto.

Pero, bueno, se trataba de salvar una situación que ya ponía grave y que había que cumplir, sobre todo, con la federación que es la entidad más poderosa del país, por el manejo general de todos los recursos de los mexicanos, por lo que había que estar en su favor, ya que vienen los recursos correspondientes a las participaciones federales y había que cubrir este requisito, más cuando en Veracruz, la situación económica es bastante difícil, aunque ésta, como ya lo hemos comentado en varias ocasiones, no debe ser el pretexto para castigar a los veracruzanos, en virtud de que ninguno de ellos es responsable de la debacle generada por el gobierno anterior, así por no tener, incluso, más que el reclamo de un mal gobierno, pero si mediar una confrontación política o personal.

En fin, que la creencia ya esta en las mentes de la mayoría de los mexicanos, en el sentido de que fue el propio gobierno quien provocó a través de las redes sociales que se generaran estos disturbios y calmarlos después, no tan solo con quinientos pesos, nada más, sino con más que solamente el propio gobierno federal, sabe a quien pagarle.

Quedan, sin embargo, algunos grupos que todavía se encuentran manifestándose por los incrementos, pero con muy poca resonancia, de tal manera, que los incrementos se han ido aplicando poco a poco, para que no duela.

Los precios de los demás productos, están a la constante alza y ni siquiera las propias dependencias encargadas de vigilar que no haya estas alzas, se han dado cuenta y tal vez, con mucha razón, porque a estas alturas sería bastante difícil estar en todas partes, considerando que los incrementos a los productos, se llevan a cabo desde el origen mismo del producto y se encarece más cuando llega a los distribuidores, quienes a la vez, aplican el incremento al último consumidor.

Esta situación que padece el país, tiene base, principalmente, en la grave corrupción que el gobierno no ha querido atacar, porque son ellos mismos, los propios beneficiarios, de ahí que no quedará otra más que esperar que haya una verdadera rebelión que el gobierno, no pueda detener, ni con desvíos de atención, no tampoco con quinientos pesos que se ofrezcan a todo el pueblo, que en determinado momento podría sublevarse.

—————————-

EL GOBERNADOR DEL ESTADO, Miguel Ángel Yunes Linares, estará, sin duda, mucho más ocupado que nunca en los próximos meses que vienen, pues tendrá que enfrentar las oleadas políticas de los partidos políticos que no forman parte de su coalición.

Ya comenzaron los primeros debates mediáticos en los que MORENA, a través de su líder Andrés Manuel López Obrador, ya le viene poniendo las primeras piedritas en el camino, ante todo, por los procesos electorales que se vienen.

Por un lado, se sabe que las municipales, serán una muestra de cómo esta el electorado después de las elecciones del pasado mes de junio y más con la entrada del nuevo gobierno estatal, que parece no tener la formula adecuada para detener al político tabasqueño.

Será, como se sabe, el contendiente mas importante que verá en las elecciones próximas, pues en relación al Partido Revolucionario Institucional, ya puede tener la confianza de que logró acabarlo, prácticamente, después de que el Ex gobernador del Estado, Javier Duarte de Ochoa, ya lo había casi desaparecido con sus acciones.

En este contexto, es posible que ahora el Gobernador del Estado, tenga que distraerse, por así decirlo, para atender las estrategias y operación de las mismas para detener a un partido que fue creciendo al grado de colocarse peligrosamente en las pasadas elecciones, donde quedó en tercer lugar, pero con posibilidades de desbancar al propio partido tricolor que había sostenido su presencia por más de ochenta y seis años en el gobierno.

Viene, pues, una tarea difícil para quien manda en Veracruz, sobre todo, porque esta de por medio el proyecto azul, en el cual se especifica bien el objetivo de seguir permaneciendo en el Gobierno de Veracruz.

—————————–

AL PRI, TODO PARECE indicar que ya no le interesa el proceso municipal, por lo que varios de sus candidatos más fuertes para las posiciones más importantes, están buscando la posibilidad de llegar, pero por otra vía.

Y es que a estas alturas del proceso electoral que se avecina, ya no será muy fácil la reorganización de su militancia, pues escasamente quedan cuatro meses antes de iniciar campaña política, por lo que se plano, todas las baterías que tiene en estos momentos el tricolor, se enfocaran al proceso electoral del dos mil dieciocho, donde estará, nuevamente, en juego la gubernatura del Estado, así como la Presidencia de la República.

Podrían, en este momento, haberse girado las instrucciones de altiplano en el sentido de no perder tanto tiempo en las municipales y entrar de lleno al proceso que viene el próximo año.

De ahí que tanto Morena, como la coalición PAN-PRD, podrían ser los principales protagonistas de la lucha política en los días por venir, pues a ellos, si les interesa este proceso electoral y lo van a aprovechar de la mejor manera.

El PRI, se limitará, se dice, solamente, a cumplir con las acciones políticas que le sean necesarias para la recuperación del poder en Veracruz, así como mantener la principal posición política del país, la Presidencia de la República.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *