Contra viento y marea

 

Agustín Contreras Stein

 

SIN CAER en la deslealtad política, dicen muchas opiniones, Pepe Yunes, pudo competir por la gubernatura del Estado, sin tener que respaldarse con la marca del PRI, porque eso, al parecer, es lo que le ha venido haciendo mucho daño en los últimos meses. Es cierto, Pepe ha venido trabajando por la posición política más importante en Veracruz, avalado, más que nada, por su prestigio de político honesto, trabajador, cumplido, sin ninguna cola que le pueda pisar ningún adversario político, porque siempre se ha conducido con respeto, con trabajo y transparencia en todos los actos de su vida. Es un hombre que nació y se preparó para la vida pública, como siempre lo ha manifestado en todas partes donde va, dejando en claro que no es ningún político improvisado, que su meta es conseguir puestos de elección popular para poder apoyar y beneficiar a los demás, bajo principios fundamentales emanados de su propia familia. Sin embargo, Pepe, no quiso renunciar a su partido, el que le dio la oportunidad de tener posiciones políticas importantes, como fue el caso de la Senaduría de la República, desde donde gestionó diversos beneficios para las familias veracruzanas. Pudo irse a otro partido con menos problemas políticos, por la vía independiente, quizá, si se lo hubieran permitido, pero no, porque es, ante todo, agradecido con la organización tricolor que le dio la mano y la oportunidad de participar en la vida pública de Veracruz, y de México. No traicionó a nadie, ni tampoco pateo el pesebre, como tantos que lo han hecho para satisfacer sus propios intereses.

 

Pepe, rema, como popularmente se dice, contra viento y marea, pues con el solo hecho de buscar la gubernatura del Estado, a través del Partido Revolucionario Institucional, lo condenan y relegan a un tercer puesto en las preferencias electorales, porque dicen sus propios adversarios políticos, que pertenece a una organización política que tiene antecedentes de malos gobernantes, sin dejar paso a la verdadera reflexión, donde los ciudadanos piensen que no son las siglas, sino los hombres y mujeres que se encuentran trabajando dentro de este partido con el solo compromiso de poder apoyar a los demás a través de los puestos públicos conseguidos. Pepe Yunes, es calificado por la mayoría de veracruzanos, como el candidato ideal para ocupar la gubernatura del Estado, porque esta mejor preparado que los demás, que tiene la experiencia y sobre todo que ha demostrado ser honesto y trabajador, pero que, lamentablemente, es priista. Esta es la razón más poderosa que se argumenta en muchas partes, pues consideran que si Pepe, estuviera en otro partido, las cosas fueran diferentes, cuando en realidad, nadie ha reflexionado que las siglas pueden ser cualquiera, lo importante es el personaje, su conducta, su visión moral, su inteligencia, su prudencia y más adjetivos que los propios veracruzanos, ya conocen.

 

Estas elecciones, que ya se encuentran a la vuelta de la esquina, podrían cambiar el rumbo de la vida política de Veracruz, si a tiempo, los veracruzanos, reflexionan un poco y se dan cuenta que, efectivamente, no importan las siglas políticas, que además no son diferentes a las otras, pues en todos los partidos políticos hay corruptos, mentirosos y saqueadores del erario. Se ve todos los días y aún así, la gente sigue pensando que solamente en el Partido Revolucionario Institucional, están los malos, cuestión que resulta grave, porque se ha perdido la capacidad de reflexión, dejando que unos cuantos piensen por la mayoría, aprovechando que aún existen quienes, todavía, se dejan llevar, solamente, por el famoso canto de las sirenas. Los veracruzanos, integran un pueblo, supuestamente politizado, donde la mayoría ejerce su derecho a pensar diferente y cuestionar lo que esta mal hecho, pero aún así, sorprende que en estos tiempos, se decidan por el retroceso y se conformen con los ofrecimientos políticos que muchas veces no tienen fundamento, ni tampoco viabilidad que garanticen ser proyectos confiables y determinantes para favorecer el desarrollo de un Estado, de una nación y en general de una sociedad que se ha visto seriamente maltratada por los malos gobiernos, que son aquellos que roban, pero también aquellos que ofrecen las perlas de la virgen, sin que puedan, más tarde, cumplir con estos compromisos que fueron impulsores de su propia victoria electoral.

 

Son tiempos, pues, altamente confusos, no tanto por lo que sucede a diario en la vida política nacional, estatal o municipal, sino por la innegable incapacidad que se esta mostrando para poder comprender la situación y darle una oportunidad a la reflexión, aunque sea por un instante, donde la mente pueda deducir lo más conveniente para el Estado, y para el país. Si el pueblo es el que manda, pues bien vale la pena que ese pueblo se encuentre preparado para poder elegir a quien mejor convenga a los intereses generales, más no particulares de unos cuantos que a la vista de todos, se sabe que se han hecho ricos sin que se tenga memoria que parte de esa riqueza la hayan utilizado para hacer el bien, lo que habla exactamente de quien o quienes son.

 

Pepe Yunes, como candidato a la gubernatura del Estado, rema solo, como ya lo hemos señalado, pero aún así, tiene ante sí la oportunidad de demostrar que la gente le tiene confianza para ser Gobernador.

 

———————-

 

ALEJADO, HASTA CIERTO punto, de la vida política del Estado, Edel Álvarez Peña, titular del Poder Judicial del Estado, hace lo que tiene que hacer para cumplir cabalmente con el compromiso de administrar la justicia en Veracruz. En el tiempo que lleva al frente de esta importante función dentro de la administración pública de la entidad, ha logrado que se cumpla al pie de la letra con la aplicación de la justicia, de tal manera, que en este momento, es el Poder Judicial de Veracruz, quien goza de prestigio a nivel nacional por la plena voluntad de cumplir cabalmente con los justiciables.

 

Edél, es un hombre que se ha hecho en el fragor de la batalla política y ha estado siempre como importante punto de referencia en la vida pública de Veracruz. Hoy, tiene como encargo ser el responsable de que los veracruzanos, puedan acceder a una verdadera justicia que les garantice sus derechos, tanto en lo personal, como en sus bienes, pues el Estado, es y debe ser siempre el garante de estos derechos que todos los ciudadanos veracruzanos, gozan. Conocimos a Edel, en tiempos diferentes, pero nunca carentes de trabajo y responsabilidad. Los años han pasado y las circunstancias han cambiado, pero sigue ahí, cumpliendo con el compromiso que ahora se le ha encargado para administrar la justicia, un reto que, sin duda, requiere de toda su propia voluntad y esfuerzo, para poder cumplirlo.

 

———————

 

FALTAN DIECINUEVE  DIAS para las elecciones del primero de julio y escasamente dieciséis, para que finalicen las campañas políticas. El tiempo, se ha ido como el agua y quizá, no ha sido suficiente para que los candidatos a los puestos de elección popular, pudieran hacer llegar sus propuestas. Es importante, por lo tanto, el conocimiento de los personajes que pretenden gobernar a este país y a este Estado, y aunque el tiempo haya sido poco, algunos de los aspirantes ya eran ampliamente conocidos, por lo que no hizo falta tanta alharaca política para poder entrar en la conciencia popular.

 

Quedaran, por lo tanto, muchas dudas entre los ciudadanos. Respuestas que no se han dado y que difícilmente se podrán hacer sobre temas generales, principalmente, de aquellos personajes que apenas han caminado por el territorio estatal y que no tienen antecedentes en la vida política de la entidad, y menos que se hayan mantenido en contacto permanente con la gente, la que elige y la que manda, pues muchas veces el temor a comprometerse seriamente con el pueblo, evitan, hasta lo posible, buscar directamente el voto popular y solamente se confiarán a lo que hagan los propios operadores políticos, pues muchas veces la soberbia, les indica que no es necesario estar cerca de los ciudadanos.

 

———————-

 

Y MAÑANA, aquí nos encontraremos, si otra cosa no sucede.

 

NUESTRO CORREO: [email protected]

 

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *